sábado, 18 de febrero de 2012

El retorno de Saint Seiya

Hace ya varios día se ha anunciado que a partir de abril tendremos un nuevo anime que dará continuación a la historia de Saint Seiya (Los caballeros del Zodiaco). Fiel seguidor de la serie, desde luego me ha parecido una de las mejores noticias posibles; empero, es cierto, que la historia no pasa en estos días por sus mejores momentos. Clásico de finales de los 80 difundido en los 90 por todo el mundo, la historia volvió a la vida de una manera espectacular más de una década más tarde con las OVA's del capítulo Santuario de la Saga de Hades y la película Tenkai-Hen, pero tuvo un tropiezo no menos espectacular con los capítulos Infierno y Elíseos entre 2006 y 2008. Pero sin duda se ha probado como un producto rentable: ahora mismo sigue saliendo su continuación en manga, el Next Dimension, iniciado en 2006 justamente, al lado de la historia alterna, Lost Canvas. Esta última tuvo ya una versión animada, también en OVA's entre 2009 y 2011, con un éxito relativo (a título personal me gustó, aunque no de la misma forma que la original). Y ahora, mientras Lost Canvas está en pausa (con algunas dudas sobre si habrá continuación, según entiendo), mientras el Next Dimension está cada vez más torcido en situaciones ya vistas, se lanza una nueva historia, que no tiene que ver ni con lo que ha hecho Masami Kurumada (y ello tal vez no sea tan malo...) ni con el LC de Shiori Teshigori. Así, con todo y que los fieles seguidores seguramente nos mantendremos como tales, la verdad es que hay más de un motivo para desconfiar del Saint Seiya Omega.
Empero, a juzgar por los anuncios que he visto, tampoco es que TOEI esté tratando de vendernos algo completamente fuera de contexto. A mi me causó cierto entusiasmo ver en el fondo de las imágenes promocionales a Seiya, y es él inconfundiblemente, además portando la armadura dorada de Sagitario (que no es que no lo hubiera hecho ya varias veces, cierto). Mucho más que en Lost Canvas, hay un claro llamado a los que hemos seguido la serie durante décadas. Hay muchas quejas a propósito del diseño de los personajes, pero la verdad yo no los veo ni más ni menos andróginos que los de la serie original de Asgard en adelante. Las armaduras no son una maravilla, pero habrá que ver la versión animada. La historia, bueno, hay también un claro intento de permanecer dentro del "canon" de la serie, no es que Toei se haya inventado alguna locura como fueron en su día las películas, pero habiendo tantas historias pendientes que contar, es casi natural ver con un ojo suspicaz esta creación que no tiene nada que ver con lo que hemos leído en los mangas. No nos han dicho nada todavía de las características del rival a vencer, salvo que se trata del dios de la guerra, Ares, si tiene un ejército de guerreros, nos mantendremos por completo en el clásico enfrentamiento de Saint Seiya. Por lo que toca a los compañeros del nuevo caballero de Pegaso, una primera novedad es que uno de ellos, Haruto de Lobo, tiene familia: es descendiente de ninjas. Más todavía, el propio protagonista es hijo adoptivo, ni más ni menos que de Saori. Con lo cual tendremos por primera vez una relación materno-filial (bueno, una normal, al menos, dejando de lado a Hyoga...). En cambio, el perfil del caballero de Orión tiene sin duda un claro aire de imitación del caballero del Fénix, y el único adjetivo que le han puesto es "misterioso", por lo que no es que la imaginación de los creadores haya ido demasiado lejos.
Ojalá, por supuesto, que esta sí sea una gran obra, con gran calidad en la animación (cosa que se valora mucho de Lost Canvas), con una historia apasionante, a la altura de lo que fue en su día el original animado por el recién fallecido Shingo Araki, y que llegue a constituirse como un nuevo clásico del anime.

No hay comentarios:

Publicar un comentario