sábado, 8 de octubre de 2011

Merlin BBC

Aunque es una serie que no tuvo particular éxito en Estados Unidos, ni en algunos países europeos, la serie británica Merlin ha comenzado por estos días ya su cuarta temporada. Claramente influenciada por la norteamericana Smallville, que nos contaba los años de juventud del héroe americano por definición, aquí vemos la juventud del mago Merlín, asimismo el personaje de leyenda británico tal vez el más famoso, en uno y en otro caso respetando lo más posible el esquema clásico (el "canon" digamos) de sus respectivas historias. Así, si en Smallville veíamos a Clark Kent construir su romance con Louis Laine, aquí tenemos al todavía príncipe (o príncipe regente en estos días) Arthur, construir su romance con Guinevere (Gwen).
Los cambios introducidos son sin duda interesantes: en lugar de que Merlin fuera el maestro de Arthur, se convierte aquí en su compañero de aventuras de juventud. El rey Uther es un persecutor desalmado de la magia y de los hechiceros, aunque justo y de buenos sentimientos en el fondo. Asimismo, la historia de Morgana se modifica también: sigue siendo la media hermana de Arthur, pero no por su madre Ingraine sino por su padre, Uther, no es la madre de Mordred ni la discípula rebelde de Merlin. En cambio, se mantiene como la gran antagonista de la historia. De hecho, se diría que las primeras temporadas estuvieron en buena medida dedicadas a construirla como antagonista, para reemplazar en ese papel a Nimue (que aquí no es la dama del Lago), quien lo fue en la primera temporada, y a Morgause (quien sí sigue siendo una hermana de Morgana) en la tercera temporada.
Asimismo, las anteriores temporadas sirvieron para ir construyendo otros elementos de la leyenda artúrica: se fueron reuniendo algunos de los caballeros de la Mesa Redonda, especialmente Lancelot y Gwaine; surgió la espada cantarina Excalibur; apareció la Dama del Lago, que no es Nimue sino Freya, etcétera. De hecho, lo interesante de esta cuarta temporada es que pareciera que ya todo está servido para entrar finalmente al drama central de la historia del ciclo artúrico, el triángulo amoroso entre Arthur, Guinevere y Lancelot, que junto a la batalla con Morgana y Mordred, acabará por destruir el utópico reino de Camelot.
Todo ello tiene su interés, y sin embargo, tal vez la gran novedad de la serie, es que la verdadera relación central de ella es la amistad entre Merlin y Arthur. Son compañeros de aventuras sin duda, pero nos los presentan como personalidades harto contrastantes: Merlin es un joven más bien débil, de orígenes humildes, pobre, no particularmente brillante, que encima debe guardar el secreto de sus poderes mágicos, y peor aún, a quien se le revela que su destino es proteger a un príncipe sin que éste se dé cuenta. En cada capítulo hemos visto una aventura casi autoconclusiva, de forma que ya he perdido la cuenta del número de veces en que Camelot, Arthur o Uther han estado en peligro, y han sido salvados discretamente por un atribulado Merlin.
Arthur en cambio es un príncipe galante, soberbio, algo abusivo e incluso antipático. Cabe decir, algunos capítulos de la temporada 1 estuvieron casi destinados a convencer al público de que Arthur no era mala gente, que había que comprenderlo por la presión de su responsabilidad como príncipe, por el peso de su padre detrás de él, y que tenía en cambio la virtud del sacrificio por su país y sus amigos. Desde luego, Arthur termina como héroe casi en cada episodio, aun si es Merlin quien le salva la vida constantemente.
La amistad se va haciendo más fuerte conforme avanzan los capítulos, pero el secreto que existe de por medio pareciera ir pesándole cada vez más a Merlin, quien sin embargo cuenta con tres grandes respaldos: Gaius, su tutor, personaje por completo original en la serie, un antiguo hechicero convertido en médico de la Corte; últimamente Lancelot, el único caballero que se ha dado cuenta de los poderes del "joven mago", y además claro, el gran dragón, que de manipulador en la primera temporada, parece haberse convertido en mascota de Merlin.

En fin, veremos hasta donde Merlin puede seguir protegiendo a Arthur, esconder su secreto y salir vivo de ello, aunque este primer episodio no pintaba del todo bien sobre esto último.

No hay comentarios:

Publicar un comentario