sábado, 30 de abril de 2011

La Iglesia en E's Otherwise

E's Otherwise es un anime, ya un tanto olvidado aunque data de apenas unos años, que nos cuenta una historia no del todo original, pero bien llevada para mi gusto. En un futuro indeterminado, ciertas personas comienzan a adquirir poderes particulares: telequinesis, levitación, telepatía, entre otros. Temidos y excluidos en algunas ciudades, reclutados para experimentos y como armas vivientes en otras, se convierten en objeto de ambiciones de grandes consorcios (porque es un mundo en el cual el Estado está particularmente debilitado), e incluso de la Iglesia católica. En efecto, E's Otherwise, y por eso me interesa, contiene también una cierta representación de la Iglesia, de diversos de sus actores, pero incluso también de un cierto discurso profético y escatológico inclusive.
Comencemos por los actores. La Iglesia representada en E's Otherwise tiene sin duda un lado amable, lo vemos en las religiosas que gestionan los orfanatos que aparecen en la serie. Y aunque tienen un papel más bien marginal, no es menor su prestigio, que incluso reciben donaciones de uno de los protagonistas, y se convierten en el refugio de un pequeño grupo de una docena de niños "espers", huérfanos y explotados por el que había sido su tutor hasta ese momento. Tutor que, por cierto, nos lleva al otro lado de la moneda, pues se trata justamente del otro gran personaje eclesiástico de la historia: monseñor Giberini (o Tiberini), arzobispo como mínimo (aunque uno diría más bien cardenal), que se cuenta entre los malos de la historia.
Así es, se trata de un arzobispo del que lo mínimo que podría decirse es que es un hipócrita. Una de sus primeras apariciones es en la televisión, donde hace gala de una imagen de benefactor, hombre de bien, tierno con la infancia, de gran prestigio en su ciudad y país, y por todo ello candidato ni más ni menos que a Papa. Pero pronto se revela el rostro oculto tras esa máscara: su prestigio está fundado en parte en el dinero que recibe de ciertos consorcios que le pagan para hacer experimentos con armas, utilizando como conejillos de indias a un grupo de niños espers, que viven perfectamente engañados por el prelado. Esto es, no se trata de un personaje simple, si no de un hombre de cierto refinamiento. No lo digo sólo por las buenas maneras que exhibe en todo momento, que incluyen el tomar el té a la inglesa, sino sobre todo porque él mismo parece convencido de que les está ofreciendo a dichos niños un verdadera alternativa de encontrar refugio y sentido a sus vidas. Es, además, un hombre ambicioso, no se oculta para nada que efectivamente quisiera obtener el Papado y que parece dispuesto a pasar los límites de la moral para ello.
En contrate con monseñor Giberini, E's Otherwise nos ofrece un personaje muy original: Martinus XIV, un papa que ha abdicado de su cargo y que, para mayor sorpresa, es él mismo un "esper", que se caracteriza por sus poderes telepáticos. Si monseñor Giberini parece hipócrita y calculador, el antiguo Soberano Pontífice es un anciano amable, efectivamente protector de un grupo de "espers" a los que según se entiende en la historia ha tratado de ofrecerles una salida más libre que la de simples objetos de la ambiciones de las grandes corporaciones. Más aún, y esta imagen tal vez complacería a más de un teólogo liberacionista, es un Papa que se ha convertido en dirigente de una guerrilla, formada justamente por los niños que él ha educado. Aunque su participación es más bien discreta, está oculto buena parte de la serie, juega un papel no menor en la historia, como una especie de oráculo que va indicando, no necesariamente con mensajes claros, hacia donde se dirigen los protagonistas. A veces también actúa directamente para conducirlos, lo mismo perturbando el espíritu de los "espers" militares de la compañía Ashrum, que encargando a otro personaje la búsqueda de un viejo misterio, el Sacramento del Calvario, tras el cual se encuentra también monseñor Giberini.
Tal misterio nos lleva de los actores a las profecías y referencias escatológicas. Tal vez una muy evidente es que los niños "espers" que el protagonista salva de manos de monseñor Giberini llevan nombres angelicales, todos terminados en Él, como los arcángeles. Pero más allá de estos querubines o serafines, es sobre todo el misterioso Sacramento del Calvario, como vemos objeto de las ambiciones de un prelado en ascenso, pero buscado también para garantizar su seguridad por un antiguo Papa, el que tiene claramente una inspiración cristiana. Su nombre mismo es una referencia a la Pasión de Cristo, a un sacrificio por el género humano, capaz de llevar a su regeneración. Ahora bien, el tema de qué es exactamente este misterio en la serie me parece tan consustancial a la historia misma, que dar más detalles sería obligaría a revelar el final, por lo que me quedo hasta aquí.
Sea como fuere, con caritativas religiosas, prelados ambiciosos, pontífices profetas y misteriosos sacramentos encarnados, E's Otherwise ha sabido integrar bien a su trama, de una forma original e interesante, una buena representación de la Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario