sábado, 5 de febrero de 2011

Homenaje Pop (DQ-Aventuras de Fly

Hace poco escribí aquí los motivos de mi afición por Fly, pues bien, ahora quiero exponer brevemente los motivos por los cuales Pop es mi personaje preferido. He querido hacerlo en un tema nuevo, porque me gustaría que fuera algo así como un homenaje al coprotagonista de la serie.
Ante todo, Pop me interesa porque es un ser humano común y corriente, de hecho a veces muy corriente.
En efecto, en Fly los protagonistas parecen propios de las sagas míticas europeas en que el linaje del héroe es fundamental. Fly, como un nuevo Perceval, parecía un niño normal pero resulta ser hijo de un caballero del dragón y de una princesa. Mam es hija de dos héroes, un caballero y una sacerdotisa. Hyunkel es el hijo adoptivo de un guerrero del ejército del Mal, el esqueleto Bartos. Avan viene de una familia de sabios, no por nada se llama Avan de Hinuar III. Y bueno, ya no digamos Leona, que es una princesa, e incluso Merle viene de una familia de adivinas. En fin, que no hay prácticamente nadie en la historia que no tenga alguna forma de abolengo, de caballero, de sabio, de héroe, de reyes, etcétera, excepto Pop.
Pop es el simple hijo de un armero. Y así se queda durante toda la historia. Nada de pasados misteriosos, ni de sangre azul o de dragón ocultas. Él mismo adquiere consciencia de ello antes de la gran batalla final. Por ese sólo hecho ya debería de tener un lugar especial entre todos los personajes: es el único que, digámoslo así, no debería estar ahí.
Pero además, todos lo sabemos, Pop madura. Cierto, todos los personajes lo hacen. Fly que es un niño muy, pero muy inocente al comenzar la historia, adquiere el sentido de la enorme responsabilidad que pesa sobre los hombros de un héroe. Pero sin duda es Pop el que llega más lejos en su maduración, porque el punto de partida no le fue muy propicio.
Así, no sólo es un humano común, que nada debiera tener que ver con estos héroes en un mundo hecho de monarquías y de linajes. Además, es profundamente inseguro: miedoso hasta la cobardía, hablador como pocos, egoísta, flojo, apocado por la autoritaria figura paterna y, por si fuera poco, algo obsesionado con el cuerpo femenino. No puedo evitar pensar que es la única historia que conozco en donde se construye un héroe desde un punto de partida como éste, tan radicalmente humano, por así decir. Puede ser mi poco conocimiento de mangas y anime, pero no recuerdo otro personaje que saliera corriendo tan rápido como Pop ante Crocodine en su primer enfrentamiento, cuando dejó solo a Fly.
Sin embargo, planteado así, cada una de sus hazañas lo son realmente. Pop supera no sólo su origen, sino su miedo, su soberbia, su inseguridad. Necesitó para ello de grandes incentivos, dos fueron particularmente notorios: la amistad de Fly y el amor por Mam. Claro está, Avan y en su momento incluso Merle ayudaron a despertar en el virtudes que parecían muy, pero muy ocultas.
En compensación, hay que destacar que Pop es uno de los inteligentes de la historia y en ello es especialmente consistente. Cierto, como de costumbre, también a Fly se le presentan dilemas y problemas a resolver en un instante, pero es un poco por instinto. Pop en cambio, una vez que se decide a actuar, es decir, desde que sale a enfrentarse a Crocodine, piensa y resuelve bien sus dilemas. Es él quien encuentra solución a la trampa del combate con Crocodine protegiendo a Blass, como más tarde encuentra una vía para combatir a Hyunkel combinando los hechizos del clima, y así en otras varias ocasiones. Incluso su salida a combatir a los subordinados de Barán estuvo, me parece, bien pensada. De nuevo es una virtud que se le reconocerá al final, en el combate contra Burn, cuando encuentra cómo vencer el Fénix.
Hay que reconocerle además que tiene buena capacidad para aprender. En su materia, la de los hechizos, es sin duda el campeón de la historia, por encima incluso de Fly, quien nunca tuvo muy buena mano para ello. Con Fly además, nuevamente dadas sus circunstancias hereditarias, uno siempre espera que sea efectivamente capaz de desarrollar nuevas técnicas. Con Pop, siendo normal, el aprendizaje resulta de mucho mayor interés.
Sin duda, la que sí es muy evidente como virtud suya desde el principio es su amistad con Fly. Cierto, con la reserva inicial de no apoyarlo en sus combates, pero no es menos evidente que, desde el momento en que Avan le presenta a su nuevo compañero, se muestra todo lo atento que puede para apoyarlo. Esa amistad sólo se irá haciendo más fuerte a lo largo de la historia, y tendrá, creo yo, su mejor momento cuando Pop salga a buscar a un Fly que flaquea ante su responsabilidad. En ese momento se muestra más que nunca comprensivo, como sabía también garantizar a su amigo con su solidaridad en los momentos en que se hacía resaltar la naturaleza no-humana de este último.
En fin, creo que también debe contar como virtud el que Pop no deja nunca de ser parte del buen humor de la historia. Y en ello se distancia de Fly, que adquiere cada vez más seriedad. Nuestro personaje, aunque es bien capaz de portarse serio, puede incluso bajar la tensión de momentos críticos. Tal vez habrá quien no coincida, pero a mí me fascinó la "amenaza de beso" que le dio a Mam ya en el castillo de Burn, después de una seria discusión sobre el futuro de ambos.
Así, por común, por superarse, por inteligente, por leal amigo, y por simpático, Pop es para mí el personaje más interesante de Las Aventuras de Fly
(Publicado originalmente el 29 de julio de 2009 en el foro del Flyreleasegroup)

No hay comentarios:

Publicar un comentario