sábado, 8 de enero de 2011

El Cristianismo en los Caballeros del Zodiaco

Hace ya casi dos décadas que comencé a seguir a los Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya), cuando empezó a transmitirse en México por la televisión abierta, y hasta ahora sigo enganchado a este manga-anime. Desde aquellos ya lejanos tiempos, me parecía que había mucho que decir sobre CDZ y desde hace unos años comencé a tratar de analizar un poco la serie, tal vez no de la mejor manera, no de la forma más científica, de hecho tomando amplias libertades, pero como se trata más bien de un pasatiempo me pareció que era legítimo. Pues bien, aquí un primer comentario sobre el tema de la presencia del Cristianismo, o mejor dicho de algunos de sus símbolos, en los Caballeros del Zodiaco.
En primer lugar, todos los que hemos visto la serie lo sabemos, CDZ tiene como una de sus características fundamentales la mezcla de símbolos y personajes diversas mitologías, la griega es la más evidente, pero también la mitología nórdica, la budista y la shintoista. En un primer momento, cabe destacarlo, CDZ no integró ningún elemento propio del Cristianismo. Por decirlo de una manera breve, ni ángeles ni demonios hacían parte directamente de la saga. Sin embargo, es claro que el Cristianismo se hacía presente de dos formas: la primera y más evidente en el título, "Saint". El autor, Kurumada, tuvo a bien elegir para los guerreros de Atenea (o Atena si se prefiere en este contexto) un término en inglés que por comodidad se tradujo tanto al propio inglés, al francés y al español como "knights", "chevaliers" y "caballeros" respectivamente, pero que en sentido literal no es sino "santo". Desde luego, Kurumada retomó el término pero de ninguna forma el concepto, que en cambio sí que corresponde bien a la traducción que se le dio de "caballero", un concepto tiene un origen cristiano medieval. Todos los que hemos visto la serie lo sabemos, se trata de guerreros que se proclaman defensores de valores como la justicia, que pelean limpio, que protegen a una dama (la encarnación de su diosa), etcétera.
Por otra parte, la primera parte de la historia se desarrolla en un mundo no demasido lejano a la realidad, y los símbolos cristianos están también como telón de fondo: el orfanato a donde vuelve Seiya, por ejemplo, luce un campanario con una cruz, y tiene una capilla, que es donde Miko, la primera de las muchas pretendientes del protagonista, reza por él durante uno de sus primeros combates. Asimismo, está el caso del caballero Hyoga del Cisne, que por su origen ruso presenta aún más alusiones al Cristianismo, la más célebre sin duda es el rosario de su madre. Y otras referencias más discretas son las tumbas: en el anime, comenzando por la primera tumba de Ikki, luego de su combate contra Dócrates, la mayoría de los lugares en que los caballeros son enterrados quedan marcados con una cruz.
Mas conforme fue avanzando la historia hubo dos intentos de integrar también a la historia otros personajes de inspiración cristiana. El que fue tal vez más escandaloso, acaso de manera innecesaria y sólo para buscar publicidad, fue la película que Toei produjo y que si la memoria no me falla se tituló en español "Los caballeros del zodiaco contra Lucifer". Como casi todo lo que Toei introdujo a la historia, no es exactamente lo mejor que hay en ella, pero integró por primera vez al príncipe de los demonios a la mitología de CDZ, e incluso también hay una referencia al Arcángel San Miguel.
Mucho más mérito tuvo la elección de Kurumada de la Divina Comedia de Dante como fuente de inspiración para la geografía y personajes antagónicos de la Saga de Hades. En lugar del Hades griego, los caballeros recorren el infierno cristiano, desde su puerta misma hasta Judeca (lugar que sabemos debe su nombre a que ahí estaba el alma de Judas Iscariote), incluyendo personajes infaltables como Caronte, el barquero que transporta a las almas de los condenados, o los tres jueces, Minos, Eaco y Ramanto; y lugares como el congelado Cocito, el río que Dante describe como congelado último rincón del averno. En concordancia, las "sapuris", las armaduras de los espectros de Hades, lucen el aspecto de demonios, con cuernos, colas y demás atributos que les son propios.
Así, los referentes cristianos más fácil y más explícitamente integrados en la historia son, pues, los demonios. Hay que decir que el tema hubiera podido explotarse mucho mejor. Las viejas obras de la Demonología cristiana de los siglos XV al XVII bien hubieran podido proveer de otros personajes interesantes. Sin embargo, dentro de la distancia (o ignorancia incluso) con la que se hizo, ha tenido sin duda buenos resultados. Ahora bien, últimamente, la nueva saga de los caballeros, Lost Canvas, avanzó un poco más en retomar símbolos cristianos. Los que conocen la historia recordarán hasta qué punto es importante un lugar en particular: la "Catedral del Bosque", cuyo diseño está inspirado de las catedrales góticas, y cómo en un primer momento Alone aparece integrándose en un medio clerical gracias a su talento para la pintura, hasta el punto que el traje que usa en los primeros capítulos es un traje talar. En fin, su "despertar" como Hades tiene lugar ni más ni menos que en la contemplación de una imagen, una que es capaz de conmover el corazón más duro (como se dice también de las imágenes de los santos, por cierto) y en la que él mismo aparece en una forma semejante a la de un serafín, como un verdadero ángel exterminador.

1 comentario:

  1. LOs Caballeros de AThena, asi se llaman. Ellos acaban con Dioses Paganos. Ahi una pelicula Caballeros Contra Lucier

    ResponderEliminar